Trabajadoras sexuales de Villavo buscan cambiar su vida

Una historia de superación y creatividad se abre paso en este sector de Villavicencio.

Trabajadoras sexuales de Villavo buscan cambiar su vida

A primera vista, los productos de Enfoka Dos parecen collares y aretes comunes y corrientes, con todo tipo de formas, desde mariposas hasta atrapasueños, y nadie podría adivinar la historia que hay detrás.

En el barrio Villa Julia, en un local pequeño con tres mesas y unas cuantas sillas, rodeadas de cajas llenas de acrílicos, varias mujeres de este emprendimiento trabajan en lijar, pintar, armar y decorar estos accesorios, para obtener ingresos adicionales.

Lo que pocos saben es que este trabajo tiene como protagonistas a trabajadoras sexuales que sueñan con sacar adelante un negocio de bisutería y manualidades para poder, en un futuro cercano, cambiar la difícil vida que llevan hasta ahora.

Aparte de los collares, que valen 8 mil pesos, y los aretes, que cuestan 12 mil, hacen también todo tipo de objetos personalizados, como relojes, y además venden postres a 5 mil pesos, como una forma de dinamizar más su emprendimiento.

La idea nació por medio de la fundación ‘La Mano de Dios’, que tiene un programa llamado ‘Amadas de Dios’, en cuya sede del Villa Julia trabajan estas emprendedoras que sueñan con llegar a tener una casa de tres pisos para elaborar y vender sus artesanías.

Una de ellas es Ximena, quien se ha vuelto experta en pintar con acrílico blanco los aretes y los collares después de que están lijados, para que después otra compañera los pinte, otra más les aplique laca para luego poncearlos —adornar con pintura aplicada con una espuma— y que alguien más los ensamble con los pasadores y las cadenas.

A su lado, Johanna* usa su creatividad para mezclar colores y darle personalidad a cada par de aretes, con una meticulosidad y una concentración que se ven plasmados en el producto final.

Patricia Velandia, de la fundación ‘La Mano de Dios’, es alguien que las alienta a continuar con el proyecto y que, incluso, se levanta a las 4:00 a.m. a hacer los postres que después varias integrantes del emprendimiento venden por las calles del Villa Julia, el Centro y otros sectores.

“Ha llegado un momento en el que la gente ha abierto su mente y su corazón”, dice Patricia al explicar que los clientes para los aretes y los collares han llegado de todas partes y cada vez venden un poco más.

“Todas las personas al final somos los mismo, al final somos familia”, reafirma. La experiencia del 17 de septiembre, cuando organizaron una venta al público frente al parque central, las motivó aún más a seguir, al ver la reacción positiva de las personas.

Ahora, en Enfoka Dos se están preparando para elaborar productos navideños que quieren empezar a vender en octubre. Seguirán también elaborando aretes, collares, postres y esforzándose por un futuro donde todo el amor que tienen lo puedan plasmar a tiempo completo en sus artesanías.

El número de contacto de Enfoka Dos es 311 548 54 91.