Meta, en alerta por ola invernal

Las autoridades regionales están en alerta por los reportes de emergencias provocados por las lluvias en varias zonas del departamento.

Meta, en alerta por ola invernal

Las fuertes lluvias que se presentaron el jueves en la noche y la madrugada de este viernes, generaron  emergencias por deslizamientos de tierra e inundaciones en varios municipios del Meta.

Las zonas más afectadas por las difíciles condiciones climáticas fueron Villavicencio, El Castillo, Puerto López y Cumaral.

En Villavicencio, de acuerdo a lo reportado por Daniel Donato, comandante operativo del Cuerpo de Bomberos,  hay  afectaciones en 11 puntos de la ciudad, causadas por las fuertes precipitaciones.

Le puede interesar: Lluvia afectó puente que une La Grama con Parque Infantil

La situación más crítica se presentó en los barrios Villa campestre, Juan Bosco y el Guamo, ubicados en la margen derecha  del río Guatiquía, tras el desbordamiento de este afluente.  

Así mismo, por las fuertes lluvias, el río Guayuriba se desbordó y se transvasó al río Negrito, generando afectación a las familias del sector rural de la vereda Río Negrito, por lo que fue necesario la intervención de los organismos de socorro, que extrajeron a 15 personas que se encontraban en riesgo en esta zona.  

En la Comuna Cuatro de Villavicencio, sector de Villa Campestre, 11 familias fueron evacuadas, al igual que en la vereda la verada  Las Mercedes, donde varias familias se vieron afectadas por inundaciones.

Hacia las 10:00 de la mañana de este viernes también se registró un derrumbe en la antigua salida hacia el municipio de Restrepo, cerca de Vanguardia.

A esta hora las autoridades controlan el tráfico que transita por este sector, mientras llega la maquinaria que permitirá remover los escombros que cayeron sobre la vía.

Lea: “Carrasquilla no tiene corazón ni huevos”: Zuluaga

Además de este derrumbe, la comunidad de la zona reportó que en la parte alta de la montaña se han registrado cerca de 12 derrumbes de pequeña magnitud.

En la zona urbana de la ciudad, el Cuerpo de Bomberos de Villavicencio atendió una emergencia por inundación en el sector del Caudal,  y otra en el puente vehicular ubicado en la vía que conduce de la Glorieta de La Grama al Parque Infantil, que presenta varios agrietamientos en la superficie de la vía, causados por la fuerza de las aguas del caño Parrado.

Por otra parte, Germán Ramírez, director Operativo de la Cruz Roja seccional Meta, señaló que ante el aumento en el caudal de algunos ríos de la ciudad,  se mantiene bajo monitoreo los siguientes afluentes: Guatiquía y  río Negrito.

Ante estas emergencias, los organismos de socorro solicitaron no acercarse a los afluentes hídricos, ya que se pueden presentar crecientes súbitas.

Meta

Por su parte, Wilson López Bogotá, director departamental para la Gestión del Riesgo de Desastres, informó que desde tempranas horas de la mañana adelantó un recorrido por los sectores más afectados por las lluvias en el departamento.

De acuerdo con el directivo, ocho municipios reportaron emergencias, Villavicencio, El Dorado, Cumaral, Cabuyaro, Granada, Castilla la Nueva, El Castillo y Puerto Lleras.

Como resultado de las fuertes precipitaciones, 280 familias reportaron afectaciones, tres personas fueron rescatadas, 21 localidades resultaron inundadas y dos vías resultaron afectadas en el Meta: (Vereda El Encanto, en El Castillo, y en la inspección de Montebello, en Cumaral).

Además, se reportaron cinco puentes con afectaciones en el Meta.  En Villavicencio (barrio La Grama), El Castillo (vereda Malabar), Medellín del Ariari (La Cal) y el Delirio (El Castillo).

“En lo que respecta a los sitios críticos del Departamento, el Puente el Alcaraván continúa funcionando sin ninguna novedad gracias a los enrocados elaborados por la gobernación del Meta e INVIAS, dando así un parte de tranquilidad a la comunidad, respecto al comportamiento del rio Ariari”, sostuvo el funcionario

Ante la intensidad de las lluvias, el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam)  recomiendó mantener activos  los planes de contingencia ante la probabilidad de ocurrencia de deslizamientos de tierra en áreas inestables y vulnerables que han presentado o presentan dinámicas actuales por condiciones de inestabilidad de laderas, especialmente, en la región Pacífica (Chocó, Cauca y Nariño), sur de la región Caribe, en Antioquia, Boyacá, Casanare, Caldas, Cundinamarca, Huila, Meta, Quindío, Risaralda, Santander y Tolima, y al occidente de las regiones Amazónica y Orinoquia (Piedemonte Llanero y Amazónico).