Lluvias dejan a más de 4.000 familias damnificadas en Meta

Las lluvias de los últimos días causaron afectaciones en 21 municipios del departamento.

Lluvias dejan a más de 4.000 familias damnificadas en Meta

Más de 4.000  familias de 21  municipios del Meta resultaron damnificadas por las fuertes lluvias de los últimos días, de acuerdo con el reporte entregado por el director de la Unidad de Gestión del Riesgo del Meta, Wilson López Bogotá.

De los municipios afectados 12 ya reportaron calamidad pública: Villavicencio, Fuentedeoro, Puerto Lleras, Puerto López, Restrepo, Cabuyaro, El Dorado, Vista Hermosa, El Castillo, Barranca de Upía, Granada y Guamal.

Las lluvias también afectaron  cultivos de maracuyá, plátano, yuca y arroz, dejando devastadas 2.796 hectáreas en el departamento. Además, las fuertes precipitaciones ocasionaron daños en puentes vehiculares y peatonales, que se vieron afectados por deslizamientos, inundaciones y fenómenos de socavación. 

Le puede interesar: Indígenas y afros se suman al Paro Nacional en Villavicencio

Los ríos Guamal, Güejar, Duda, Ariari y Guayuriba fueron los mayores causantes de las afectaciones en estas localidades del Meta.

Ante esta soituación tan critica, el director departamental de Gestión del Riesgo, López Bogotá, solicitó a los municipios que decretaron calamidad pública el envío oportuno de los documentos requeridos por parte de la UNGRD, con el fin de realizar el registro de los damnificados en el menor tiempo posible, con el ánimo de realizar las actividades de coordinación para la búsqueda de apoyo ante el ente nacional.

El funcionario hizo un llamado a los alcaldes a fortalecer los fondos municipales de Gestión del Riesgo, a realizar actividades de prevención en sus comunidades y a activar los respectivos planes de contingencia.

Recordó que la última instancia, una vez superada las capacidades del municipio, es declarar de calamidad pública que, según lo establecido en la Ley 1523, permite realizar de manera más ágil la respectiva obtención de recursos y atender las emergencias.

Lea: Pruebas gratuitas de covid-19 en la Galería 7 de Agosto

Finalmente, hizo una invitación a la comunidad a crear y capacitarse en gestión del riesgo de desastres, crear sus planes familiares de emergencia, estar en contacto permanente con los diferentes integrantes del Sistema Nacional de Riesgo de Desastres, para responder a las emergencias oportunamente.

 Municipios más afectados

La alcaldía del municipio de Uribe informó a través de un comunicado, que las fuertes precipitaciones registradas la noche del pasado domingo, causaron el desbordamiento del río Duda, afectando gravemente los la Inspección de La Julia, Vegas Abajo y Puerto Nariño, centro poblado de Mesetas ubicado al otro lado del río Duda y frente a la inspección de La Julia, que pertenece al municipio de Uribe, donde un centenar de familias quedaron damnificadas.

Ante esta emergencia, la Secretaría de Planeación del municipio solicitó al Comité de Gestión del Riesgo y a la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD) ayudas para los afectados.

Además, la dependencia realizó solicitudes a la Fuerza Aérea para ayudar a evacuar a las familias atrapadas en islas, y a su vez, a los bomberos del municipio de Mesetas para que presten asistencia a los afectados.

Tras conocer esta emergencia, el alcalde del municipio de Uribe, Marcelino Chacón, se desplazó a los lugares afectados para coordinar las actividades de ayuda, mientras  se conoce el informe Oficial de las afectaciones en su municipio.

Acà: Por bloqueos, agro del Meta pierde 10 mil toneladas diarias

Por su parte, Marly Gutiérrez, alcaldesa del municipio de Puerto Lleras, señaló que desde este martes el 80 por ciento del casco urbano del municipio se encuentra inundado,  por cuenta del desbordamiento del río Ariari y el caño Iracá. 

“Es una situación preocupante, sin antecedentes. Sectores donde nunca llegaba el agua, están inundados”, indicó la alcaldesa de Puerto Lleras.

La mandataria local precisó, además, que en el área urbana del este municipio hay más de 1.100 viviendas,  de las cuales 800  se vieron afectadas por las inundaciones.  

Como resultado de esta emergencia, unas 2.500 personas quedaron damnificadas, y  cerca 1.000 hectáreas con cultivos  de plátano, yuca, maracuyá y maíz quedaron devastados.

“Ya se dispuso un albergue temporal para atender a las familias afectadas, y algunas han sido evacuadas de las zonas de riesgo, pero la mayoría  permanecen en sus casas por temor a saqueos”, manifestó la alcaldesa de Puerto Lleras.   

Aunque  el municipio ya había decretado la calamidad pública por la temporada invernal, la alcaldesa hizo un nuevo  llamado a la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres y al Gobierno nacional, para buscar ayudas para estas familias y productores, ya que la magnitud de esta emergencia desborda la capacidad de atenciòn de la administración municipal.

 Esta es la tercera inundación de gran magnitud que  se registra en este municipio.