"La sexualidad, el sexo, es un regalo de Dios. Sin tabúes": Francisco

Francisco llamó a los jóvenes a no separar nunca la sexualidad “del hermoso lugar del amor” .

"La sexualidad, el sexo, es un regalo de Dios. Sin tabúes": Francisco

Francisco llamó a los jóvenes a no separar nunca la sexualidad “del hermoso lugar del amor” y mencionó a una pareja que había conocido durante una audiencia general, que, pasados 60 años de matrimonio, “todavía se miran a los ojos y se declaran enamorados el uno del otro”.

 

“Cuando Dios creó al hombre y a la mujer, la Biblia dice que ambos fueron hechos a imagen y semejanza del Creador. Ambos, no sólo Adán o sólo Eva, sino ambos —conjunto— ambos. Y Jesús va más allá, y dice: por esta razón el hombre, y también la mujer, dejarán a su padre y a su madre y se unirán y se convertirán en una sola carne: esta es la grandeza de la sexualidad. Y así tienen que hablar de la sexualidad“, enfatizó el Sumo Pontífice.