La Inmaculada Concepción, una iglesia con historia

La última modificación que sufrió este templo religioso se llevó a cabo en el año 2018. 

La Inmaculada Concepción, una iglesia con historia

Por: Yéssica Salgado

La iglesia de la Inmaculada Concepción, ubicada frente al parque central del municipio de Restrepo, es el epicentro del turismo religioso de esta municipalidad. 

Este hermoso templo  se construyó luego de que  los padres monfortianos,  que llegaron a Villavicencio en el año 1904, levantaran una capilla con material de la región (barro, madera y techo de paja) en lo que hoy se conoce como el centro de Restrepo.  
 
En sus inicios, la iglesia de la Inmaculada Concepción fue una casa cural que albergó a los sacerdotes de la comunidad Montfortiana. 

De acuerdo con el padre Willian Gil, quien es hoy el guardián de este templo religioso, la casa cural, que posteriormente se convirtió en la iglesia de la Inmaculada Concepción, sufrió un incendió y hacia los años 50 tuvo una modificación, mediante la cual se construyó la cúpula de este santuario religioso. 

“Por esa época, también se le construyó un techo en forma de bóveda, ya que anteriormente era de madera. Además, se le hicieron dos torres en las que hay dos cúpulas”, detalló el padre Gil. 
En los 90, por petición del párroco de la época, se construyó una tercera puerta en esta iglesia. 
“Fue por razones de seguridad. Se hablaba de que por condiciones geológicas se podía presentar un derrumbe en la zona, y  al estar el templo lleno de fieles, era necesario tener una nueva puerta de evacuación”, contó el padre Willian Gil. 

Esa fue la última modificación que sufrió la iglesia de la Inmaculada Concepción. 

Sin embargo, en  el año 2018 empezó un proceso de restauración de esta iglesia,  ya que lamentablemente se encontraba deteriorada por causas de la humedad. 

“Los techos tenían vigas canales, que con el tiempo se agrietaron y hacían que se filtrara el agua en el templo. Por esta razón, emprendimos un trabajo de demolición de esas vigas canales y las remplazamos por canales metálicas”, relató el padre Gil.  
Tras este proceso,  la iglesia de la Inmaculada Concepción fue pintada y allí se  recuperaron  los colores originales de este templo. 

En cuanto a la  bóveda, a esta se le  hicieron unas  estrellas en resina y se doraron con laminilla de oro, reflejando una especie de firmamento. 

Durante la Semana Santa, este templo religioso recibe un sinnúmero de fieles, ya que gracias a la historia que guarda dentro de sus muros,  se ha convertido en uno de los santuarios más reconocidos e importantes del departamento del Meta. 


PDF: En sus inicios, la iglesia de la Inmaculada Concepción fue una casa cural que albergó a los sacerdotes de la comunidad Montfortiana. 
Destacado: “En los 90, por petición del párroco de la época, se construyó una tercera puerta en esta iglesia”, padre, Willian Gil.