Invierno no da tregua en Puerto Gaitán

Las fuertes precipitaciones registradas en los últimos días arrasaron 350 hectáreas de cultivos y dejaron un centenar de familias damnificadas.

Invierno no da tregua en Puerto Gaitán

Cerca de 350 hectáreas de cultivos de plátano, yuca, arroz y maíz perdidas, más de 20 familias evacuadas de sus viviendas en el sector urbano y extensos territorios inundados en el sector rural por el desbordamiento de los ríos Meta y Manacacías, deja hasta ahora el recrudecimiento de la temporada de lluvias en el municipio de Puerto Gaitán.

La difícil situación originada en las afectaciones por el invierno obligó a la administración municipal a expedir el Decreto 047, mediante el cual decretó el estado de calamidad pública, que permitirá mayor agilidad en las acciones para atender la emergencia.

Le puede interesar: Lo que piden los campesinos del Meta y Guaviere

El alcalde de Puerto Gaitán, Jorge Plazas Hernández, ha liderado la entrega por parte del Gobierno local de por lo menos 200 ayudas humanitarias a familias damnificadas en los barrios La Esperanza y Corpomecavi del área urbana, y en veredas como San Miguel, San Pedro de Arimena, Corozal Tapaojo, El Porvenir y Matarratón, localizadas a orillas del río Meta; en cuya tarea ha tenido el acompañamiento de la Gestora Social, Victoria Lara, de concejales de Puerto Gaitán, de la Personera Municipal, al igual que el apoyo de la Policía Nacional y la Defensa Civil.

 “Visitamos estas veredas para entregarles ayudas a las comunidades y a la vez apoyarlos con un planchón que tenemos disponible para que puedan salir de sus viviendas con sus enseres y los animales (ganado) que poseen. Seguiremos atentos para brindarles ayudas y soluciones ante esta difícil situación por la que atraviesan las personas damnificadas por el invierno”, sostuvo Jorge Plazas Hernández.

Por su parte, la secretaria de Gobierno y Participación Comunitaria municipal, Katherine Zapata, confirmó que entre las acciones adelantadas por la administración local también ya se caracterizó a 211 familias que están en zonas de riesgo por inundación en los barrios La Esperanza y Corpomecavi, y en las veredas Matarratón, La Guafilla, Puerto Lindo, Bajo Neblinas y San Miguel. Además, el Gobierno municipal habilitó el Domo como albergue temporal para más de 20 familias que tuvieron que evacuar por inundación sus viviendas en el barrio La Esperanza, y también ya notificó la situación que se presenta en el municipio a la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD) y a la Unidad Departamental de Riesgo, con el fin de gestionar ayudas para mitigar la emergencia.