Hospital de Granada declaró emergencia funcional

El centro médico explicó que al ser una IPS de mediano nivel de complejidad, es receptora es receptora de todos los municipios.

Hospital de Granada declaró emergencia funcional

Mediante un comunicado, el Hospital de Granada informó que la demanda de pacientes que se presenta actualmente en sus instalaciones, superó la capacidad instalada del centro médico, razòn por la que se declaró en emergencia funcional, lo que se traduce en que toda su capacidad de camas UCI alcanzó el 100 % de ocupación.  

"El comportamiento epidemiológico del Covid-19 en el municipio de Granada y municipios cercanos muestran un aumento en los últimos días de forma significativa, alrededor de un 40% a 50%, a la vez, que lo han hecho los casos complicados", indicó el centro médico en su comunicado. 

A su vez, las directivas del centro médico explicaron que, al ser el Hospital Departamental de Granada  una IPS de mediano nivel de complejidad, es receptora de todos los municipios  y debe manejar todos los casos propios. 

Actualmente, el centro médico registra una ocupación en el servicio de urgencias de observación habitual de 128 por ciento, mientras que el servicio de urgencias de observación respiratoria tiene una ocupación de 215 por ciento. 

En cuanto al servicio de hospitalización respiratoria, el centro médico reportó una ocupación del 100 por ciento, porcentaje igual al que reporta  la Unidad de Cuidados Intensivos Adulto Respiratoria (UCIA) de este centro médico.
 
A estos porcentajes, hay que sumar el del 98 por ciento, que es la cifra de ocupación en la que se encuentra la hospitalización habitual del Hospital Departamental de Granada. 

En su comunicado, el centro médico informó, además, que en este momento tiene dificultad en la consecución de medicamentos e insumos,  debido a la situación actual del país. 

Por último, el centro médico hizo un llamado a la ciudadanía para que cumplan de manera responsable las medidas de bioseguridad, entre las que se encuentran el lavado de manos,  uso de tapabocas y el distanciamiento físico.