Formación especializada para las empresarias del campo

En el Día Internacional de las Mujeres Rurales se hace necesario seguir fortaleciendo a la mujer que labra la tierra y genera riqueza para su familia.

Formación especializada para las empresarias del campo

La Organización de las Naciones Unidas (ONU), declaró el 15 de octubre como el Día Internacional de las Mujeres Rurales, con el fin de simbolizar los esfuerzos que se están llevando a cabo por alcanzar la igualdad de género y empoderar a esta población, además como una herramienta para superar la pobreza extrema, el hambre y la desnutrición. En el marco de este objetivo trazado a nivel mundial, Bancamía, entidad de la Fundación Microfinanzas BBVA, en alianza con la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), junto a la Corporación Mundial de la Mujer Colombia y la Corporación Mundial de la Mujer Medellín, han venido trabajando en 70 municipios de 10 departamentos del país, a través de Empropaz, para promover el desarrollo social y económico de mujeres rurales, quienes han sido afectadas por la violencia y la pobreza en estos territorios, la mayoría de ellos ubicados en lugares donde la cobertura de servicios básicos como la educación e inclusión financiera son escasos.

“Si las mujeres rurales tuvieran el mismo acceso que los hombres a los recursos, la producción agrícola en los países en desarrollo aumentaría entre 2,5% y 4% y el número de personas desnutridas en el mundo disminuiría aproximadamente entre 12% y 17%”, indica la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), y es desde esa misma premisa que Empropaz ha atendido a cerca de 5.000 mujeres rurales, brindándoles acompañamiento socio-empresarial y oportunidades de acceso a productos y servicios financieros que contribuyan a su crecimiento personal y productivo. De las mujeres que han sido beneficiadas con el Programa, desde 2018 cuando este se puso en marcha, el 52% se declaran víctimas del conflicto, 61% son madres cabeza de familia y el 17% tienen educación primaria a lo sumo.

“Tenemos como meta llegar a las zonas rurales del país con formación empresarial, asesorías y oportunidades de accesos a productos y servicios financieros para empoderar a las mujeres como líderes dentro de sus familias y comunidades, aportando en la eliminación de las brechas de género que aún existen, especialmente en estos territorios afectados por la violencia y la pobreza, además de otros problemas estructurales como la  falta de educación y la brecha tecnológica, entre otros”, asegura Miguel Achury, gerente de Empropaz. 

Así, con el apoyo de EMPROPAZ, mujeres como Martha Cecilia Mestra, una emprendedora de 58 años de edad, oriunda de la zona rural del municipio de Arboletes, en el departamento de Antioquia, y madre cabeza de hogar de tres hijos, ha tenido la oportunidad de desarrollar habilidades en temas como gestión comercial, contabilidad y finanzas, marketing digital, creación de nuevos productos y planificación de proyectos, entre otros, para fortalecer su microempresa.

Después de sufrir situaciones de violencia, Martha Cecilia llegó al municipio de Turbo, zona conocida por su producción de banano y plátano, donde inició una empresa de apicultura en 2004, convirtiéndose en una pionera de este producto en la región. A través de ´Ecomeliponas’, la microempresaria trabaja con abejas africanizadas y nativas (sin aguijón), de las que extrae la miel cruda, una de las más apetecidas por los clientes.

Hace tres años, Martha llevó su negocio a otro nivel con la formación especializada que le ofreció Empropaz, a través de la cual fortaleció sus conocimientos en el manejo de balances, mejora de finanzas, presupuestos y estrategias comerciales, teniendo como resultado el crecimiento de la comercialización de sus productos en las tiendas del municipio, adicional cuenta con un punto de venta en su casa.

Me ha gustado mucho que nos han llevado a los mercados y ferias campesinas para hacer contactos comerciales y posicionar la marca. Eso lo agradezco bastante, también me gustó que Bancamía me ayudó a tener una cuenta de ahorros, ya que en Empropaz nos hablaron de la cultura de guardar para lograr las metas, lo que permite hacer inversiones inteligentes”, puntualizó la beneficiaria.  

En la actualidad cuenta con 30 colmenas de las abejas africanizadas y diez de las abejas sin aguijón. Así, además de la miel, en su punto de venta en la casa y en otras tiendas de la zona de Urabá, comercializa polen y productos con propóleo, cuya acogida -en plena pandemia- le permitieron crecer en ventas. Ecomeliponas es una microempresa que va rumbo a convertirse en una insignia del municipio y el departamento.

*Cifras acumuladas desde diciembre de 2018 a agosto del 2022