Carlos Rodríguez, nuevo contralor general de la República

El abogado vallecaucano había logrado el respaldo de múltiples partidos, entre ellos Liberal, Conservador, La U.

Carlos Rodríguez, nuevo contralor general de la República

Sin sorpresas y con 260 votos, el Congreso eligió este jueves a Carlos Hernán Rodríguez Becerra contralor general de la República para el periodo 2022-2026.

El abogado vallecaucano había logrado el respaldo de múltiples partidos, entre ellos Liberal, Conservador, La U, Centro Democrático y el Pacto Histórico.

El aplastante apoyo que obtuvo Rodríguez Becerra en la víspera provocó que su principal competidora, María Fernanda Rangel Esparza, desistiera de su candidatura horas antes de la votación de los congresistas.

 

Estudió derecho en la Universidad de Santiago de Cali y cursó una maestría en Derecho Constitucional y Administrativo en la Universidad Libre. Ha sido profesor de la U. del Valle, la Javeriana y San Buenaventura, así como secretario de su primera alma máter.

En el 2000, Rodríguez Becerra fue elegido diputado a la Asamblea Departamental del Valle. Para el 2002, había sido elegido vicepresidente de la mesa directiva, cuando las Farc se tomaron el recinto y secuestraron a los 12 diputados. Él se salvó porque ese día fue a acompañar a su hijo a una cita médica donde lo sorprendió la noticia.

Rodríguez era nuevo en la Asamblea, su primer cargo de elección, al que llegó por los liberales holmistas. Pero tras el secuestro tuvo que asumir la presidencia.

En el 2004, de acuerdo con La Silla Vacía, Rodríguez llegó a la Gobernación del Valle del entonces elegido Angelino Garzón. Sin embargo, allí también habría estado su esposa Lina María Bedoya Gutiérrez en el cargo de secretaria de cultura y turismo.

En 2008 pasó a ser Contralor Departamental del Valle, que aunque es una experiencia clave para el cargo al que actualmente aspira, es uno de los cuestionamientos de su hoja de vida.

En ese año la Licorera del Valle firmó un contrato Unión Temporal Comercializadora Logística Integral S.A. y aunque Rodríguez Becerra habría hecho una visita para revisar el contrato, no habría advertido el presunto detrimento patrimonial que en 2011 investigó formalmente la Contraloría General. 

Fue investigado por la Procuraduría y la misma entidad que busca ahora dirigir lo tenían en la mira por presuntamente omitir esa investigación, pero no hubo avances.

Carlos Hernán Rodríguez apoyó la candidatura a la gobernación de Juan Carlos Abadía, uno de los hechos políticos que más le cuestionan al ahora candidato. Sin embargo, Trasparencia por Colombia posicionó su gestión en la contraloría, durante el mismo periodo del mandatario departamental, como la primera a nivel nacional en el ranking de calificación.

Abadía fue destituido por una reunión con el candidato presidencial Andrés Felipe Arias, además en 2009 se supo que su familia había recibido dineros de Agro Ingreso Seguro. 

Su amigo personal Juan Carlos Martínez Sinisterra fue condenado por fraude electoral y, además, en junio Abadía fue imputado por la Fiscalía, en medio de la investigación contra el Cartel de la Toga, por presuntamente haber ofrecido hasta 400 millones para detener una investigación en su contra por hechos de corrupción en la gobernación.

Rodríguez Becerra le ha seguido los pasos a Carlos Felipe Córdoba. En 2017 lo reemplazó como auditor general, después de haber sido defensor del pueblo en el Valle, por el Consejo de Estado.

Ahora aspira a reemplazar al mismo funcionario, pero en la Contraloría General, donde todo apunta a que será elegido por una amplia mayoría de los votos del Senado.

En medio de la elección, ha surgido otro cuestionamiento. El director de la Red de Veedurías, Pablo Bustos, pidió investigar su supuesta relación con narcotraficantes del Cartel del Norte del Valle, principalmente por su esposa Lina María Bedoya, quien asegura fue gerente del aeropuerto de Cartago que tenía sospechas de nexos con esa estructura delincuencial, así como Luis Carlos Restrepo, conocido como alias El Mudo Restrepo, también condenado por parapolítica; y estos también la habrían llevado a la gobernación de Garzón, de acuerdo con la denuncia del veedor.

Todos los cargos los he desempeñado sin tacha”, aseguró al Senado Carlos Hernán Rodríguez durante la presentación de su hoja de vida y aseguró que “no es un contralor de bolsillo”. Él obtuvo el primer lugar en el concurso de méritos y el puntaje más alto de la calificación de hojas de vida. Propone colaboración armónica con el Congreso y el gobierno, aunque con independencia. Control fiscal con participación de las veedurías ciudadanas e incluirlas en las auditorías. Así como propone despolitizar las oficinas regionales de la Contraloría para que no se vuelvan cuotas políticas.