Cada 5 minutos mueren 8 personas por trombosis

1 de cada 4 muertes en el mundo están relacionadas con un evento tromboembólico.

Cada 5 minutos mueren 8 personas por trombosis

Cada 37 segundos una persona muere por tromboembolismo venoso (TEV), lo que quiere decir que cada cinco minutos fallecen, en promedio, 8 personas por esta enfermedad[1] que es la tercera causa de muerte a nivel mundial, después del infarto agudo de miocardio y el accidente cerebrovascular.[2]

EL TEV incluye la trombosis venosa profunda (TVP), que es un coágulo que se forma en las venas de las piernas este coágulo puede viajar en el torrente sanguíneo y alojarse en los pulmones ocasionando una embolia pulmonar (EP), para la TVP los síntomas más frecuentes son hinchazón, dolor y sensibilidad en las piernas, enrojecimiento, decoloración e igualmente sensación de calor en la piel. Cuando la trombosis compromete los pulmones, es decir la EP, los pacientes sienten falta de aire, respiración rápida, dolor en el pecho, ritmo cardíaco acelerado, mareos y desmayos”, explicó el Dr. Hugo Sánchez, Gerente Médico de Sanofi.

En términos generales, 1 de cada 4 personas a nivel mundial muere por una causa3, asociada a la trombosis, patología que afecta a cualquier persona independientemente de su edad, sexo, raza o etnia en algún momento de su vida. Existen varios factores que riesgo que llevan al desarrollo progresivo de esta condición: cirugías, traumas que pueden sumarse y generar un riesgo trombótico alto que puede requerir atención y manejo, obesidad, infecciones, insuficiencia cardiaca, entre otros. 1

“Hasta un 60 % de los casos de trombosis venosa profunda se relacionan con la estancia hospitalaria y corresponde a la primera causa de muerte prevenible dentro de la institución[3]”, añadió Sánchez.

Por lo anterior, expertos sugieren que cuando el paciente requiera hospitalización en algún centro médico, solicite evaluación de riesgos sobre la posibilidad de que se presente una trombosis de este tipo, igualmente sugerir recomendaciones al personal de salud sobre cómo se puede prevenir la formación de trombos en venas, bien sea por medio de medias de compresión o medicamentos anticoagulantes dependiendo del nivel del riesgo.

Pacientes con cáncer son más propensos a sufrir de trombosis

 El tromboembolismo venoso en los pacientes con cáncer corresponde a la segunda causa de muerte, teniendo entre 2 a 3 veces mayor riesgo, en comparación con la población en general[4].

“Hay ciertos tipos de cáncer asociados con un mayor riesgo de trombosis, sobre todo cáncer cerebral, de estómago, pancreas, linfoma, de riñón, ovario, entre otros. Por eso es responsabilidad, tanto de los pacientes y médicos, que tengamos los ojos abiertos a la trombosis y, en el caso de requerir una hospitalización o cirugía, solicitar al personal médico que haga la respectiva evaluación y proteja a las personas sobre el riesgo tromboembólico”, aclaró el Dr. Hugo Sánchez.

A propósito del 13 de octubre, día de la lucha mundial contra la trombosis, este experto también recomienda a la ciudadanía tener conversaciones proactivas sobre la coagulación con los médicos de confianza, informar a los amigos y familiares sobre el derecho que tienen todos a pedir una evaluación de riesgos de TEV y, por último, unirse a las miles de personas que generan conciencia sobre la importancia de prevenir los coágulos de sangre, evitando así complicaciones que pueden llegar a ser prevenibles.