En Inglaterra las mujeres podrán abortar en sus casas

La medida entrará en vigencia a finales del 2018 o a inicios del 2019.

 En Inglaterra las mujeres podrán abortar en sus casas

En Inglaterra el procedimiento para la interrupción del embarazo es relativamente sencillo. Los médicos entregan a las mujeres dos píldoras: la mifepristona y el misoprostol con una diferencia de 24 a 48 horas. La nueva normativa busca que el misoprostol sea entregado a las mujeres y así evitar su asistencia a los centros hospitalarios para completar el procedimiento. El objetivo es claro: reducir riesgos e incrementar las facilidades para aquellas que tomen esta decisión.

Aproximadamente ocho de cada diez interrupciones del embarazo ocurren con esta alternativa farmacológica y según el Departamento de Salud y Asistencia Social, cuatro de cada cinco interrupciones en Inglaterra son abortos médicos tempranos, llevados a cabo con menos de 10 semanas de gestación. Por ello, el Servicio Británico de Asesoramiento sobre Embarazo (BPAS, por sus siglas en inglés) ha sugerido el cambio de legislación.

Ante la propuesta, la presidenta del Colegio Real de Obstetras y Ginecólogos, Lesley Regan, señaló a través de una entrevista concedida a la BBC que la medida “permitirá a las mujeres evitar la angustia y la vergüenza de sangrado y dolor durante su viaje de regreso a casa después de una segunda visita innecesaria a un hospital”.

Las cifras

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre 2010 y 2014 se practicaron cincuenta y seis millones de  en todo el mundo.  Mientras que durante el 2008 se realizaron 22 millones de interrupciones de forma peligrosa, de las cuales 47 mil resultaban en muertes de las mujeres que se realizaban estos procedimientos de forma insegura. También registran que  más de cinco millones tenían complicaciones de salud, durante y después de los procedimientos.

Fuente: https://bit.ly/2ohyh0r y https://bit.ly/2BWLTrx