¿Cómo hacer leche de avena para adelgazar?

La avena es muy conocida por los múltiples beneficios que tiene para la belleza y para la salud en general por su aporte de nutrientes.

¿Cómo hacer leche de avena para adelgazar?

La leche de avena está teniendo cada vez más aceptación entre las personas y no solo entre aquellas que tienen intolerancia a la lactosa o bien siguen una dieta vegetariana o vegana que no les permite tomar leche de vaca o de origen animal. Y es que la avena cuenta con muchas propiedades beneficiosas para el organismo, además de ser de ayuda para bajar de peso. Y esta, precisamente, es una de las principales causas que explican su mayor demanda.

Propiedades de la leche de avena para adelgazar
La avena es muy conocida por los múltiples beneficios que tiene para la belleza y para la salud en general por su aporte de nutrientes. 

Este producto (que realmente no es una leche, sino más bien debe considerarse como una bebida vegetal), se caracteriza por tener como base principal la avena, que es un cereal con un alto contenido en proteínas, así como en otros nutrientes, fibra y minerales.

Esto en la práctica y para controlar el peso tiene varias ventajas, además de su aporte nutricional, porque:

Aporta más fibra: ayudando a favorecer el tránsito intestinal, que es clave para depurar el organismo y que no se acumulen toxinas en el cuerpo.
Es diurética: lo que contribuye a evitar la retención de líquidos.
Nivela el azúcar en sangre: su ingesta facilita mantener el nivel de azúcar en sangre, de manera que no se producen los picos de glucosa que hacen que se tenga más hambre y ganas inmediatas de comer.
Es saciante: por lo que contribuye a que la persona coma menos.

El resultado de todo ello es que la leche de avena es de ayuda para adelgazar. Pero debes tener en cuenta que, para conseguirlo, este producto debe elaborarse de la manera más natural posible y evitar añadir azúcar para que esté más dulce o edulcorantes artificiales que no son beneficiosos para el organismo.

En el caso de que no guste o resulte muy desagradable su amargor, se puede emplear un poco de miel o canela, así como un poco de aceite de oliva virgen extra.

¿Cómo hacer leche de avena sin hervir?
Hacer leche de avena en casa no es complicado. De hecho, es muy fácil, se necesitan pocos ingredientes y hay que dar pocos pasos.

Ingredientes
2 litros de agua mineral
300 gramos de copos de avena aproximadamente
Un poco de sal


Elaboración
Vierte los dos litros de agua en un recipiente.
Añaden los copos de avena en este bol y deja reposar como mínimo dos horas.
Pasado ese tiempo, con la ayuda de la batidora, tritura la mezcla que has dejado reposar de agua mineral y de copos de avena.
Una vez esté bien batida, cuélala para retirar los restos de copos de avena que no se hayan triturado bien.
El líquido colado es la leche de avena a la que tienes que añadir un poco de sal.
Mézclalo todo de nuevo para que se disuelva bien la sal por todo el líquido.
Por último, vierte la leche de avena en una botella y guárdala en la nevera.

No obstante, si quieres conseguir unos buenos resultados en tu figura, también es muy importante que realices ejercicio a diario.